Emprendimiento e Innovación

#29 – Las 6 razones por las que debes tener pareja si eres emprendedor

Hoy es un día especial. Hace 6 años nos casamos con la Fran (mi señora) y desde ahí tuvimos dos hijas, un campo, muchos viajes y tantas aventuras como ningún blog sería capaz de alojar. Hoy es nuestro aniversario, y durante estos 6 años además de todas esas experiencias, tuve el privilegio de ser emprendedor a su lado.

Con algunos éxitos y muchos fracasos, hemos podido construir nuestras increíbles vidas, entre otras cosas, gracias a lo que las startups que fundé nos pudieron dar. 

Pero emprender es duro. Todos quienes han fundado una empresa saben que el esfuerzo invertido es enorme. Y con resultados futuros inciertos. Y como homenaje a este día, te quiero contar los 6 motivos por lo que estar casado con la Fran me han hecho mucho mejor emprendedor. Y por que una buena pareja (o red de apoyo) es clave para disfrutar un viaje startupero.

1.- Siempre me ha hecho sentir power cuando el fracaso tocaba mi puerta

Como emprendedores tenemos algunos aciertos en un mar de microfracasos (y algunos no tan micro). Cuando algo no funciona, sobre todo las cosas importantes, el mundo puede parecer que se te cae encima y que todo el esfuerzo invertido no valió la pena. Sientes que cometiste errores que no debieras haber cometido, o la culpa golpea duro por una mala decisión. 

La Fran siempre ha estado ahí para mostrarme las cosas buenas. Los logros, las cosas increíbles que existen gracias a nuestros proyectos. Para recordarme esos mensajes de clientes felices y agradecidos. Los gustos que nos hemos podido dar gracias a los hitos cumplidos. O todas esas cosas buenas que desaparecen cuando el fracaso acecha. Siempre me ha mantenido con la moral en alto para seguir luchando.

2.- Ha respetado que hay momentos que los proyectos requieren 24/7

Los emprendimientos son maratones y no 100 metros planos. Pero son maratones que se corren intensamente y deben ser con muy buenos tiempos. Y hay momentos en que la dedicación debe ser full y absorbe mucho del tiempo que uno le dedica a la familia o a otras cosas.

La Fran reconoce esos tiempos sin siquiera tener que decirle. Me regala mi espacio, me estimula a trabajar aún con más fuego y me muestra el motivo y la razón por la que hago lo que estoy haciendo.

3.- Me ha ayudado a lograr los equilibrios cuando me obsesionaba con un proyecto

Así como hay momentos en que uno debe quemarse trabajando. Que duerme poco y se obsesiona con un dolor de tus clientes o usuarios, eso no puede ser permanente si quieres llegar a la meta de la maratón. Se requiere un sutil equilibrio para lograr el éxito y cuidar al emprendedor que hay detrás de una startup (te comparto un post sobre salud mental para emprendedores que escribí acá)

La Fran es un termómetro. Si han habido semanas que me he quemado trabajando, me obliga a reparar los tiempos que le he quitado a mis hijas, o me incentiva a hacer deporte, escribir, leer o viajar. Me muestra y me empuja a hacer las cosas que me encantan más allá de solo emprender. Me equilibra.

4.- Me ha dado un abrazo de confianza cuando venía un momento clave

Emprender conlleva momentos de alta responsabilidad y algunas veces sin las herramientas necesarias (el emprendedor debe crear nuevas herramientas todo el tiempo). Uno vive tensionado y eso te hace crecer todo el tiempo.

La Fran me ha dado ese empujón y abrazo necesario siempre. Me acuerdo de una importante reunión en inglés con un inversionista que tuve. Estaba muy nervioso pero empoderado. Ella me “obligó” a que habláramos en inglés entre nosotros las 2 semanas previas a esa reunión. No logré el objetivo de esa reunión, pero me sentía un “toro” gracias a esa preparación que ella me ayudó a tener.

5.- Me ha aportado certeza viviendo en un mundo de incertidumbre

Emprender es vivir en la incertidumbre. Trabajas duro y aveces logras ciertos hitos, pero nunca puedes sentirte seguro. Siempre estás construyendo para el futuro y el futuro es incierto. Por lo que es una situación a la que hay que acostumbrarse para ser fundador de startups.

La Fran es mi certeza. Es mi pilar y seguridad en mi contexto de máxima incertidumbre. Hace años venía armando proyectos travel tech que ya estaban dando resultados. Pensaba que estaba encontrando cierta “seguridad” y la pandemia desarmó todo otra vez. Pero acá está mi relación con la Fran más fuerte que nunca y mostrándome que pase lo que pase, nos tenemos el uno al otro.

6.- Es muuuuy inteligente y me desafía en mis hipótesis permanentemente

Uno requiere retroalimentación permanente mientras emprende. Construir cosas nuevas necesita de feedback directo al hueso. Y eso es difícil de conseguir. No importa a cuantas personas le muestres tu producto o solución. En general las personas quieren caer bien y te dirán cosas amables. Por eso se suele recomendar que busques feedback en clientes reales o personas que no tienen nada que ver contigo. Pero eso no es tan fácil al inicio.

La Fran es inteligente, perspicaz, asertiva, empática y nos tenemos una confianza sin igual. Ella fue la más crítica con algunas cosas que hicimos con Faro y también la primera en mostrarme lo valiosa que era la comunidad que estábamos construyendo cuando tuvimos nuestro primer Encuentro Faro por allá en 2015. Ella es indispensable cuando mis ideas se empiezan a convertir en realidad.

Estos son solo 6 motivos en homenaje a los 6 años juntos. Pero son infinitas las cosas que una persona que te quiere puede aportar a tu vida emprendedora. ¿Has pensado lo importante que es tener a esa persona a tu lado para emprender?

POST QUE SE ENMARCA EN EXPERIMENTO DE 50 DÍAS

Este artículo se enmarca dentro de un experimento de 50 días que busca implementar un pequeño life hack de mejoras marginales en el cuál escribiré 50 artículos, haré 5.000 abdominales y leeré 1.000 páginas de un libro en otro idioma. Puedes ver los detalles aquí.

Pequeñas conclusiones

1.- En escribir este micro post me demoré 42 minutos incluyendo la carga, encontrar las fotos y todo lo necesario.

2.- En hacer 100 abdominales me demoré un poco menos de 3 minutos en 5 series de 20 y algunos segundos de descanso entre cada una.

3.- 20 minutos leyendo 20 páginas del libro “Tiny Habits“ de BJ Fogg.

TOTAL: 1 hora 05 minutos – 29/50 (58%) del desafío completo.

CREA TU PERFIL EN QUASK

¡Quask es una herramienta para crear un solo link para toda tu presencia digital creando un sitio sencillo para mostrar lo que sabes y conectar con tu audiencia. Crea tu perfil GRATIS acá!

2 Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *