Nuevo hogar en el campo
Lifestyle Design

Diseñando un nuevo estilo de vida en el campo

La pandemia ha sido una oportunidad para que millones de personas puedan hacerse preguntas respecto a lo que realmente les importa en la vida.

Para nosotros que siempre hemos intentado encarar las cosas desde las posibilidades más que las limitaciones, la pandemia nos pilló en un lugar muy difícil:

  1. Emprendiendo: siempre conlleva incertidumbre.
  2. En la industria del turismo: probablemente la más afectada con el covid19.
  3. Con deuda (buena, pero deuda): Faro Travel, VulcanoPro, nuestros estudios y el sueño de tener un terreno en la Patagonia nos han entregado satisfacciones increíbles, pero también el peso de estar endeudados. Hasta ahora, todo pagándose ordenadamente. ¿Pero y si perdemos nuestras fuentes de ingreso?
  4. Con Fran embarazada: la noticia más hermosa de la cuarentena, pero tener un hijo conlleva muchas responsabilidades. Es importante disminuir los riesgos para enfrentar lo que viene.

Esos cuatro puntos, hacen difícil tomar decisiones, pero aún más difícil no tomarlas.

Vivir en una “tiny house” en el campo

Hace pocos meses y con mucho esfuerzo empezamos a construir una tiny house para poder escaparnos cada vez que sintiéramos “el llamado de la selva”.

Aún sin terminar, esta cabaña de 25m2 sería un lugar para tener nuestros retiros familiares y para los procesos creativos de mis proyectos. Con todo lo que está pasando decidimos ir un paso más allá. Ahorrar, bajar costos y tomar la decisión que por mucho tiempo habíamos postergado: vivir en el sur de Chile en medio del campo, pero a poca distancia de ciudades pujantes como Puerto Montt, Puerto Varas y Frutillar.

Con esta decisión enfrentaríamos de forma más robusta la pandemia, nuestras deudas, la calidad de vida para la #AntoViajera y sobre todo, nuestra necesidad de probar y aproximarse con una mirada diferente a las cosas. ¿Funcionará? No lo sabemos. Pero será uno de esos experimentos que nos hagan aprender cosas.

“Lifestyle Design” y trabajo remoto

Hace años mi equipo y yo trabajamos remoto o más bien con un equipo distribuido. Con una metodología consolidada y con integrantes que han vivido en diferentes partes (dentro y fuera de Chile). Irse a vivir al sur no cambia en nada la forma que llevamos las cosas (menos aún ahora en que la gente no sale de sus casas). Si hay acceso a internet, desde este lugar, los proyectos seguirán respirando y espero que con más fuego que nunca.

El trabajo remoto es un estilo de vida y una forma de hacer las cosas que siempre visualizábamos como una carta para que la calidad de vida de quienes integraban el equipo, fuera superior y afín a la visión del éxito que tuviera cada uno. Este es uno de esos momentos, en el cuál en lo personal pondré a prueba (puedes leer acá un artículo sobre trabajo remoto).

Aquí queda declarada esta aventura, ya iré contando más detalles de este nuevo viaje a un éxito diseñado por nuestra familia, y no por estándares de terceros. ¡Allá vamos!

4 Comments

  • Luis

    Que bonita aventura Carlos, gracias pro compartir tu nuevo emprendimiento, la naturaleza te nutrirá de muchas cosas más para seguir avanzando, un abrazo y ya esperamos seguir leyendo como continua esta historia, los mejores deseos.

  • Ivan

    Caco,

    Super motivador e inspirador tu relato, felicitaciones por el coraje!!!!!! Si es que me permites preguntarte, como han hecho al respecto de la educacion de tus niños? Te pregunto porque en casa estamos en una debacle similar y ahi tenemos nuestras dudas al respecto.

    Un abrazo!

    • Carlos Scheuch

      Hola Ivan! Muchas gracias por tu comentario y por visitar este blog! Si tienen el sueño como familia, te comento que en nuestra experiencia ha sido la mejor decisión de la vida. Mis chiquititas corriendo en el campo en vez de en un departamento no tiene precio. Obviamente hay algunas cosas que son más difíciles (el tema educación es uno de ellos), pero nada que no se pueda resolver. Nosotros nos vinimos a un lugar que queda cerca (35 minutos) de una ciudad con buenos jardines y colegios…obviamente esos viajes son largos, pero lo pensamos bien y es el mismo tiempo que nos tomaba en Santiago ir al trabajo o a cualquier parte.

      Si es que pueden hacerlo, hazlo…y si tienes dudas, feliz de que conversemos. Te puedo contar en detalles nuestra experiencia. Si te interesa, puedes entrar a https://quask.app/caco , mandarme una pregunta y ahí te paso mi contacto!

      Un abrazo grande!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *